En 1978 Georges Perec publicó "Me acuerdo", un libro compuesto por 480 anotaciones breves, todas ellas recuerdos más o menos intrascendentes del propio autor. A pesar de su aparente simplicidad, el libro fue un gran éxito en Francia, tal vez porque demostraba que muchos recuerdos son transferibles y la evocación de lo vivido se puede compartir. En 2006, en el blog de Vicente Álvarez alojado en El Norte de Castilla comenzó un experimento consistente en trasvasar la idea de Perec a la sociedad y a la memoria española. El resultado fue una avalancha de "me acuerdos" que diez años después han sido recopilados en este libro que homenajea al escritor parisino y que sirve para abocetar una particular memoria sentimental que será, sin duda, muy reconocible para la mayoría de lectores.

amazon

Me Acuerdo

 

 

El Norte de Castilla, el gran periódico de la ciudad, con sus “letras góticas, muy negras, sobre gran fondo blanco, una catedral de periodismo” (F. Umbral), nos reunió hace diez años a cuatro colaboradores para comenzar la gran aventura de los blogs. Recuerdo que fue el día 17 de noviembre, el mismo día que Sophie Marceau cumplía 40 años, cuando quedó inaugurado “El faro de Aqualung”. Por aquellas fechas se editó por primera vez en España “Me acuerdo”, libro de culto de Georges Perec compuesto por 480 anotaciones breves que comienzan con la sencilla fórmula de “me acuerdo”. Un libro que, a pesar de su aparente simplicidad, tuvo un gran éxito en Francia, tal vez porque demostraba que muchos recuerdos son transferibles y la evocación de lo vivido se puede compartir. Fue entonces cuando se me ocurrió trasvasar la idea a nuestra realidad y comenzar mi particular catálogo de recuerdos al ritmo impuesto por los me acuerdo perecquianos invitando a la gente a que me regalase sus propios recuerdos. Empezaba, en aquel momento, un experimento que acabaría por convertirse en el post más celebrado y comentado del blog y, desde luego en el proyecto más hermoso y gratificante de toda la historia de “El faro de Aqualung”. Durante más de un año estuve poniendo diariamente un me acuerdo y durante todo ese tiempo cientos y cientos de posts fueron llegando con la aportación de la gente y con el regalo de sus particulares recuerdos. Fue el 3 de junio de 2008, justo 480 días después del inicio del juego, cuando decidí poner punto final al experimento. Para entonces había más de mil me acuerdos que, ya entonces, prometí seleccionar para publicar nuestro propio libro de recuerdos. Y ese día ha llegado. Acaba de editarse “Me acuerdo 2.0” nuestro catálogo de recuerdos made in Spain. Porque la idea era documentar la importancia del recuerdo. La idea era incitar al recuerdo colectivo, poner el capote delante para que los lectores entraran al trapo y aportaran ellos también sus propios recuerdos. De hecho, resultaba muy curioso ver cómo alguien comenzaba a hablar de un tema e, inmediatamente, otra persona escribía un recuerdo sobre el mismo tema, enlazando ideas y memoria. Pues eso, que estamos locos por recopilar recuerdos, tal vez porque disfrutar de los recuerdos es vivir dos veces. Y sin recuerdos no vives.

(Artículo publicado en El Norte de Castilla)

Guardar


© Vicente Álvarez 2017