La noche del alquimista

La_noche_del_alquimista_texto

En 1996, a César Sanz y a Gabriel Candau se les ocurrió la locura de montar una editorial, la mítica y pionera editorial vallisoletana Difácil. Para comenzar su andadura literaria, organizaron un concurso de relatos (CipresAzul) cuyo primer premio consistía en la publicación de los diez cuentos finalistas. “La noche del alquimista” fue uno de ellos.

Se trata de un relato bastante largo (en una primera versión, era toda una señora novela) que gira alrededor de la atrayente figura de una modelo que ha sido asesinada. A través de su diario y de las conversaciones que un detective sostiene con la gente más cercana a ella (su hermano, su ex pareja y la madre de éste), comenzamos a entender la magnética personalidad de la protagonista.

También lo que sucedió el día de su muerte.

Y por qué sucedió.

Un estilo vanguardista y atrevido en la puntuación del relato, un continuo recuerdo a las canciones de Leonard Cohen (la protagonista adoraba al poeta canadiense y, de hecho, su nombre artístico era Susana Cohen) y un morboso erotismo emparentado con la muerte, la alquimia y la fotografía, hacen de “La noche del alquimista” la película que siempre quise rodar.

Un guión aguarda a la vuelta de la esquina.


© Vicente Álvarez 2017