El corazón a mordiscos

El fantasma de la Opera. Una librería de viejo. Pedro Debrigode. Hapiness is a warm gun, de los Beatles. Un viejo Pegaso Z-102 Cabriolet. Una obra de teatro encima de un ring. Vini Reilly & The Durruti Column. Un bazar chino. Pretty Woman. Paco Umbral y un puñado de umbralianas. La Alegría de vivir (Ray Heredia) en un karaoke. Los pavos reales del Campo Grande. Love Story. Una receta de higos embriagados. Patricia Adriani. Juegos de espejos y de ilusionismo sobre un escenario teatral. La princesa prometida. El capítulo 7 de Rayuela. Postres con nombres larguísimos y churriguerescos. Benedetti a pedazos, a ratos, a párpados, a sueños. Love is in the air. La pastilla azul de Matrix. Ah, y Paula Prendes para el papel protagonista. Todo esto estaba en mi cabeza cuando escribía el guion de una película que jamás se rodaría. O, tal vez, sí. ¿Quién puede saberlo?

amazon corazon a mordiscos

© Vicente Álvarez 2020