corazon a mordiscos

El fantasma de la Opera. Una librería de viejo. Pedro Debrigode. Hapiness is a warm gun, de los Beatles. Un viejo Pegaso Z-102 Cabriolet. Una obra de teatro encima de un ring. Vini Reilly & The Durruti Column. Un bazar chino. Pretty Woman. Paco Umbral y un puñado de umbralianas. La Alegría de vivir (Ray Heredia) en un karaoke. Los pavos reales del Campo Grande. Love Story. Una receta de higos embriagados. Patricia Adriani. Juegos de espejos y de ilusionismo sobre un escenario teatral. La princesa prometida. El capítulo 7 de Rayuela. Postres con nombres larguísimos y churriguerescos. Benedetti a pedazos, a ratos, a párpados, a sueños. Love is in the air. La pastilla azul de Matrix. Ah, y Paula Prendes para el papel protagonista. Todo esto estaba en mi cabeza cuando escribía el guion de una película que jamás se rodaría. O, tal vez, sí. ¿Quién puede saberlo?


© Vicente Álvarez 2020